Reales, verdaderos, naturales, emotivos... Así son los momentos que me gustan inmortalizar .

Mis reportajes de boda son un 90% sin posados. Imágenes espontáneas y llenas de emociones.
Auténticas, únicas e irrepetibles.